Buscar este blog

Cargando...

martes, 2 de junio de 2009

Yo me he llevado tu queso




De Darrel Bristow Bovey




Si a ti te gustan los libros sobre superación personal y seguir consejos fáciles para convertirte en una persona exitosa con una vida perfecta, puedes darle vuelta a la hoja de la revista, deja de leer el siguiente artículo y ni se te ocurra adquirir el libro del cual hablaremos.

El periodista nacido en Sudáfrica, Darrel Bristow Bovey lanzo en el 2001 su libro Yo me he llevado tu queso, en una alusión sarcástica del famoso libro ¿Quien se ha llevado mi queso? de Spencer Johnson, que es todo un icono de los manuales sobre superación personal.
Darrel satiriza a todos estos manuales de autoayuda, por primera vez un libro nos dice que para ser exitosos no hay que ser intelectuales, deportistas, estrellas de rock o cualquier personaje famoso y adinerado. Solo que a ti, te guste aparentar lo que no eres y te atribuyas el éxito de otras personas te servirían de mucho dichas publicaciones motivaciónales, pero para el autor del libro, las personas comunes, que a lo mejor son un poco vagas y desinteresadas, también se les podría considerar exitosas.

Según el autor, los libros de autoayuda están por todos lados y acaban con la autoestima de cualquier persona, fingen ayudarnos pero en el fondo se ríen de nosotros, llenándonos la cabeza de promesas y esperanzas, pero al final nos dejan deprimidos y con los nervios hechos polvo, estos libros no sirven, no funcionan y esto es por una simple y sencilla razón, piden y esperan que el lector haga todo el esfuerzo, piden al lector hacer todo por ellos mismos, el lector aparte de fusilarse paginas y paginas de lo mismo, debe acordarse de cada uno de los pasos a seguir y lo que es peor ponerlos en practica. Los autores de esos libros olvidan que si fuéramos capaces o tuviéramos las más mínimas ganas de hacer todas esas cosas que nos aconsejan, no necesitaríamos comprarnos los dichosos manuales de autoayuda.

En el libro de Darrel Bristow, no pasa eso, este es un manual de autoayuda para aquellos que no les gusta esforzarse, para los que les gusta estar todo el día en el sillón, te explicara como mejorar tu vida sin mover un solo dedo, es mas, ni siquiera ocupas leer el libro, con el simple hecho de comprarlo y colocarlo en algún lugar visible, donde los demás lo puedan ver, te hará sentir feliz e inteligente, todo parte de un lema, el cual debes de atesorar por el resto de tu vida “todo se puede fingir”.

Este libro se aplica a cualquier cosa menos a la seriedad, aplica la ley del menor esfuerzo, su portada lo dice todo: “El manual de autoayuda para los que no quieren ayudarse. Es más, para los que no quieren ni levantarse del sofá”.

Les recomiendo que lo tomen como una lectura liviana, rápida, fácil y algo cómica, su contenido no es muy amplio, incluso el autor deja unas hojas en blanco al final del libro para que con ellas hagas lo que se te plazca, ya que comenta a el le sirvieron para que el libro se vea mas grueso. El sarcasmo se vuelve el argumento principal y va dirigido a todos esos libros de superación personal, búsqueda del éxito y los manuales de autoayuda, es una parodia contra esa oleada de publicaciones, al final del libro sabrás quien se ha llevado el dichoso queso y lo que es mas importante te será de gran utilidad cuando estés enfrente de un grupo de amigos y estos estén alardeando un éxito obtenido a través de dichas publicaciones, que los elevaron de manera material y espiritual, tendrás al sarcasmo de tu lado y darás argumentos que los pondrán a pensar seriamente en todo ese tiempo desperdiciado leyendo publicaciones que nunca les sirvieron y que menos pusieron en practica, disfrutaras de todas las ocurrencias del autor y sobre todo aprenderás como hacer que las demás personas hagan las cosas por ti.


Al final de este libro te enterarás de quién se ha llevado el dichoso queso. Y, lo que es más importante, habrás aprendido unos cuantos trucos para que no se lleven también tu cerebro.


Por Ivan Rios



2 comentarios:

punketo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

No hay que tomarse muy en serio este libro, es una buena satira de los libros de auto ayuda pero nada mas.